METODOS DE INTERVENCIÓN PARA LA SALMONELLA Y CAMPYLOBACTER
EN LA INDUSTRIA AVICOLA DE ESTADOS UNIDOS.



Los costos por contaminación aviar en U.S.A cada año están sobre los 2.5 billones de dólares. Los agentes entéricos que generan mayores infecciones cruzadas son la salmonella y el Campylobacter, estas infecciones han aumentado un 14% y 6% respectivamente en los últimos años.

La infección por estas entidades entre las parvadas se genera rápidamente debido a la coprofagia natural de las aves, lo cual genera una transferencia horizontal que puede ocurrir en el agua, los equipos, los procesos de transporte de las aves a las plantas de beneficio. Se busca que se generen cero contaminaciones fecales en las plantas de beneficio, teniendo mayores temperaturas en el shiller, también están manejando antimicrobianos en dichas plantas para reducir la presencia de Salmonella y Campylobacter en las carcasas de las aves.

El cloro por mucho tiempo ha sido el desinfectante utilizado en todos los procesos de la planta de sacrificio, teniendo en cuenta su bajo costo y la baja concentración que se necesita para obtener un buen efecto. Sin embargo, varios estudios indican que el uso de cloro en aplicaciones por spray es menos efectivo y que su efectividad en la inmersión se ha visto disminuida debido a que ha generado alta resistencia. También se sugiere que puede generar daño en la carcasa cuando se utilizan altas concentraciones y es menos efectivo cuando el pH del agua de inmersión es alto.

El Acido Peracético (PAA) a empezado a tener un uso popular en los procesos de las plantas de beneficio de aves en los shiller y pre -shiller. Varios estudios han indicado que con el uso del PAA se ha reducido significativamente la contaminación por Salmonella y Campylobacter a exposición de este producto a baja concentración. Se utiliza también el Fosfato trisódico sin embargo requiere un PH de 11 que es muy alto y se vuelve difícil de mantener en los altos volúmenes de agua que se utilizan para la inmersión, esto limita su uso, se han realizado trabajos en aspersión.

Otro de los productos que se manejan es el Dióxido de Cloro, que tiene un efecto antibacterial dañando en pruebas de laboratorio el 97% de las células del Campylobacter expuestos por 2 minutos de tratamiento, tiene un altísimo potencial oxidativo y es menos afectado por los cambios de pH que tiene el cloro. Sin embargo, puede generar daños en la carcasa en usos prolongados.


Info


FUENTE: Aura Maria Torres Calderon y Nidia Gamboa.